<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=649080218611404&ev=PageView&noscript=1" />


El pavimento flotante para exteriores aprovecha el sistema tradicional de los pavimentos flotantes o elevados. Gracias a este sistema es posible inspeccionar en cualquier momento las instalaciones tendidas debajo de la superficie de colocación. En efecto, el acceso es inmediato porque es posible levantar y extraer las losas de ser necesario. Los pavimentos flotantes para exteriores se utilizan preferentemente sobre superficies amplias y uniformes, o sobre el pavimento viejo siempre que no tenga infiltraciones.
 

Las juntas abiertas entre las losas permiten que el agua de lluvia pase por el espacio que se forma debajo de las láminas. Así se obtiene un pavimento en plano mientras que la parte impermeable inferior tendrá todas las pendientes necesarias para que el agua de lluvia fluya correctamente. La estructura portante está compuesta por soportes de polipropileno con base ancha y bordes redondeados para no dañar las membranas de aislamiento. Esta solución permite inspeccionar los elementos que se encuentran debajo y crea un cómodo paso para las instalaciones y tuberías.

 

 

 

Las estratigrafías propuestas son solo indicativas del tipo de aplicación: se aconseja respetar las normativas específicas de cada país para realizar una pavimentación correcta. Para cualquier indicación y sugerencia relativa a la colocación, consulte por favor el manual específico de EVO_2/E™.